Carta a Una Señorita en París

A lo largo del cuento, el protagonista sufre de una enfermedad, una extraña manera de sufrir vomitando conejos, tal vez una forma de rechazo producida por su cuerpo hacia la situación externa que vive, como es estar en la nueva casa. Es como si el lugar lo enfermara más, lo que produce el vómito continuo y repetido de conejos. También cada conejo puede representar algo que él es internamente, lo reprime y en cualquier momento sale, de manera física y tangible, para recordarle lo que él es por dentro. José Brazzero

Carta a una Señorita en París

Anuncios
Imagen | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s