Ensayo sobre: Usted se tendió a tu lado y El complejo de Edipo

Colegio San Gabriel

Ensayo sobre: Usted se tendió a tu lado y El complejo de Edipo

No sé cómo pasó, pero puedo detenerlo.

            En el cuento “Usted se tendió a tu lado” publicado en el libro “Alguien Que Anda Por Ahí”, Cortázar nos ofrece, a más de una intrépida narrativa nada convencional, una muy sutil historia sobre el absurdo amor de una madre y su hijo. Por otro lado, un clásico de la literatura, Edipo Rey de Sófocles, sirve de referente para que siglos posteriores Sigmund Freud desarrollara el psicoanálisis y en torno a sus estudios denominara a una patología “Complejo de Edipo”.

            En la historia de la literatura, un referente muy fuerte de tragedia griega es la desafortunada historia de Edipo, quien se convirtió en rey cuando por accidente mató a un señor en el camino y posteriormente, se enamoró y casó con una bella señora de Tebas, la Reina, sin conocimiento alguno de que, tanto el muerto como la bella señorita eran sus verdaderos progenitores. Cuando descubre la verdad, siente tanta vergüenza y dolor que se arranca lo ojos como castigo y decide pasar el resto de sus días mendigando por las calles de Grecia. Freud toma de esta tragedia la idea para el complejo de Edipo. Fue por primera vez mencionada como parte de la teoría de psicoanálisis en el año 1913 con la publicación del libro “Tótem y Tabú”.

            El complejo se refiere a las emociones y los sentimientos infantiles caracterizados por la presencia simultánea de deseos amorosos y hostiles hacia los progenitores. En otras palabras se refiere a la pretensión inconsciente de mantener relaciones sexuales incestuosas con el progenitor del sexo opuesto y de eliminar la parte homogénea, como en una especie de competencia. Es, y esta aclaración es sólo con fines de seguir la exposición del tema, cuando el hombre se enamora de la madre, deseándola sexualmente y ve al padre como una competencia. Según el mismo Freud, esta realidad no es ajena a ningún ser humano, todos desarrollan cierto apego hacia el progenitor del sexo opuesto, y algunos psicólogos posteriores definirán como auge del complejo el primer año de vida, donde la interacción con la madre crea satisfacción, y al no tenerla causa frustración, lo que provoca un rechazo a quien impide este placer, que en este caso sería el padre.

            En “Usted se tendió a tu lado”, se puede apreciar claramente la falta de una figura paterna, convirtiendo al hijo en el “macho alfa dominante”, lo que implica que siente por instinto, una obligación de proteger el hogar y también a su madre. Ellos asumen el rol de padre a falta de uno. Todas las situaciones las resuelven juntos, como un equipo, como una pareja. Sólo se tienen el uno al otro, nadie más entra en ese círculo.   

            Se puede apreciar una muy sutil forma de deseo inocente, cuando se ven, cuando ella sin intención aparente se viste de manera provocativa para él, cuando se provocan placer al tocarse el uno al otro con cada juego. Cuando recuerdan la naturalidad de mirar sus cuerpos desnudos, sin culpas ni remordimientos.

“…después te acercaste a Denise y la Sujetaste por los hombros, te pegaste a su espalda besándola en el cuello, muchas veces y húmedo y nene, mientras usted terminaba de arreglarse el pelo y buscaba el perfume.”(Cortázar,)  

Él ve con naturalidad algo que tal vez para ella es muy lujurioso, así se han tratado de toda la vida por lo tanto no hay nada de que avergonzarse. El cuello es una zona muy sensible y erógena del cuerpo humano, un beso ahí hace temblar a cualquiera, y ellos lo hacen con tanta naturalidad que llega a parecer cotidiano. Entre ellos no existían límites de qué está bien y que no. Tal vez las brechas marcadas con el tiempo tejieron una distancia marcada por la vergüenza y la desconfianza, ya no se cambiaban con la puerta abierta o ya no jugaban desnudos, pero ninguno decía nada. El chico algún día tenía que crecer y fijarse en algo más fuera de su círculo familiar/amoroso.

            Lilián es la muchacha que aleja al hombre de los brazos protectores de su madre. Ella se proyecta en esta chica, le ayuda su hijo para que logre su objetivo, como queriendo estar en su lugar,  como si quisiera ser Lilián para que su hijo la tome como su mujer. Esto le produce celos hasta tal punto que si él decide quedarse con Lilián, su madre lo deja solo, como si hubiera encontrado un reemplazo. Y aún así él no logre lo esperado con Lilián, su madre se reciente por el cambio, ella asume que ya es todo un hombre y decide quitarle toda su protección materna. Aquí marcan un límite a su relación, cuando el rompe la burbuja en la que se encuentra con su madre y encuentra otra chica.

            No se puede decir específicamente que él está enamorado de su madre y viceversa, pero tampoco se puede negar la cercanía tan íntima que los une. El hecho de sólo tenerse el uno al otro hace que la confianza no tenga límites, permitiendo cualquier tipo de proximidad, sea sentimental o carnal. La manera de informar de estos sucesos, sin contarlos crudamente, hacen que la imaginación sea libre de pensar lo que quiera. Cortázar sólo los coloca implícitamente, dejando a la libre interpretación del lector. 

José Brazzero.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s