Estética de la Recepción en Borges Y Cortázar

Estética de la Recepción en Borges Y Cortázar

“Continuidad de los Parques” de Julio Cortázar propone el protagonismo del lector, porque el sujeto está leyendo su propia historia, inconscientemente, es decir, le está dando vida a sus propios hechos, los cuales lo llevaran a la muerte. Este cuento es perfecto para explicar la estética de la recepción, porque muestra la importancia del intérprete, el cual es vital porque, aunque parezca ajeno al cuento, también lo lee en tercera persona, la historia toma un giro drástico y él la termina protagonizando.

Muchos autores como Umberto Eco creen que es de vital importancia la participación del receptor en sus escritos por lo que muchos rasgos se dejan a la deriva buscando la propia interpretación. De igual manera, Cortázar no solo trabaja con el lector del cuento, sino también con el actual interprete del mismo, porque él nunca proporciona propiedades físicas tanto del protagonista como de los amantes, por lo que busca dejar los personajes a la imaginación. Las únicas características que brinda son esenciales para la comprensión del texto.

De igual manera, Jorge Luis Borges en su cuento “Pierre Menard, Autor del Quijote” crea parámetros para un lector modelo. Propone el ejemplo de Pierre Menard quien, en un primer plano es un receptor competente y lo cumple a cabalidad, logra asimilar el texto de tal manera que se apropia de él, es decir, cumple la finalidad de la estética de la recepción porque llega al texto a partir de sus experiencias. El contenido se ha traspasado completamente del autor al lector.

Pierre Menard no deseaba ser el autor del Quijote ,sino ser el lector del mismo y escribir su propia versión, por lo que él no hurta algunos capítulos del Quijote, sino que llega a ser un  intérprete activo, complementario y creativo, de ahí que el narrador crea infinitamente más rico que el trabajo de él, que el del propio Cervantes.

Existe una clara diferencia entre los dos lectores que presentan tanto Cortázar como Borges. El intérprete de “Continuidad de los Parques” es un lector aficionado, lee por deporte, por así decirlo, no está comprometido y es incapaz de vincularlo con su vida, aunque la lectura misma sea la que lo inmiscuya en ella. En cambio, Pierre Menard es un ejemplo de lector, aquel que llegó a relacionar su vida con la obra, poder apropiarse de ella y llamarla suya. La estética de la recepción se centra en este segundo tipo de lector, que reúna todas las características del personaje borgiano; y rechazar al primer lector.

Por: Luis Utreras

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s